ARTICULO 155: UN TORNIQUETE DE URGENCIAS

torni

ARTICULO 155: UN TORNIQUETE DE URGENCIAS

No nos engañemos pues. Estamos ante una situación que no admite apaños ni meros ajustes jurídicos y financieros. El Estado Autonómico, digámoslo con claridad, ha resultado fallido y seguirá constituyendo un peligro real para la unidad y estabilidad de nuestro país si no rectificamos a tiempo. Quien no quiera verlo es porque está ciego o atrapado en un sinfín de intereses inconfesables.

El problema no se resolverá con una reforma de la Constitución que clarifique y afiance las competencias respectivas de las Comunidades Autónomas y el Estado -tal y como propugnan algunos sabios profesores por desgracia de escaso olfato político- y menos habrá de superarse con la inoportuna propuesta de implantar un Estado federal en la que parece empeñado el Partido Socialista y sus terminales afines. A mi juicio es imposible que funcione un Estado Federal siempre que conviva con nacionalismos sediciosos profundamente desleales con la propia Constitución.

La situación que tenemos por delante es de enorme envergadura. De momento, por cambiar de símil, se podría decir que hemos salvado el «match ball» pero el partido sigue muy cuesta arriba si no conseguimos aplicar destreza y determinación para derrotar al adversario.

Ignacio Camuñas Solis ( ABC )