Así lideraban Mayer y Barbero las okupaciones en el Patio Maravillas

okupasy

Así lideraban Mayer y Barbero las okupaciones en el Patio Maravillas.

Los responsables de Seguridad y Cultura se proclamaron portavoces en un desalojo apenas cinco meses antes de llegar al Ayuntamiento de Madrid.

La Policía Nacional tiene identificados a los concejales de Seguridad, Javier Barbero, y de Cultura, Celia Mayer, como dos líderes y portavoces del movimiento «okupa» en Madrid. Si bien se sabía que ambos ediles habían sido miembros activos del Patio Maravillas, su papel era mucho más que testimonial, como muestra la información a la que ha tenido acceso ABC. Es más, dos de los ahora delegados municipales más controvertidos de Manuela Carmena se hacían acompañar por más personas que ahora ostentan cargos públicos importantes: un asesor del Área de Comunicación y un concejal del Ayuntamiento de Salamanca.

Todo ocurrió apenas cinco meses antes de que Barbero y Mayer llegaran al Palacio de Cibeles. El 5 de enero de 2015, se produjo una manifestación en defensa del primer Patio Maravillas, situado en la calle del Pez y sobre el que el Consistorio ya había dado cuenta de su intención de desalojar. La protesta congregó primero a unas doscientas personas en la calle de la Beneficiencia (Centro), sobre las ocho y cuarto de la tarde.

Tomaron el número 5 de la cercana calle de los Hermanos Álvarez Quintero, un inmueble de propiedad municipal y que había albergado un punto de asistencia médica y de Especialidades del Área de Salud, curiosamente una de las que dirige ahora Barbero. Hasta el lugar acudieron las Unidades de Intervención Policial (UIP) o «antidisturbios», para hacerse cargo de la situación, puesto que en el exterior había ya 300 personas congregadas, dando apoyo a los usurpadores.

Fue entonces cuando Celia Mayer y Javier Barbero se presentaron ante el jefe del dispositivo policial: «Somos los portavoces e interlocutores encerradas dentro del edificio, afirmaron ambos. Los agentes se percataron, en efecto, que los ahora ediles de la capital ejercían el papel de líderes, puesto que sus indicaciones eran seguidas por los «okupas» al pie de la letra.

La negociación se extendió durante una hora y media, aproximadamente. Tanto Mayer como Barbero insistían en ello, según los investigadores, «para ganar tiempo pero sin asegurarse resultados». En definitiva, para tratar de alargar la situación, asegurarse la usurpación y tomar el pelo a la Policía, cosa que no consiguieron.

http://www.abc.es/espana/madrid/abci-lideraban-mayer-y-barbero-okupaciones-patio-maravillas-201602220355_noticia.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*