Boadella y tú

boadellak

Boadella y tú.

A Albert Boadella le han cortado tres cipreses de su casa en el pueblo ampurdanés de Jafre. Unos meses antes, le habían tirado bolsas de basura a su jardín.

Son agresiones sin duda ligadas a la manera de pensar de Boadella, y a su manera de expresarlo. Boadella nunca ha sido independentista y nunca se ha callado.

Hay dos reflexiones. La primera es que seguramente los autores de tales agresiones, dirán que Boadella es un fascista, cuando fascistas lo son ellos, porque el fascismo es ir a casa de la gente que no te gusta lo que piensa.

La segunda reflexión es que agredir a Boadella en nombre del catalanismo es, además de fascista, ridículo, porque nadie ha explicado Cataluña con tanto amor, y tanta lucidez, como lo hizo Albert con su trilogía sobre Pujol, Pla y Dalí.

Fueron tres obras magníficas, y una reflexión profunda, sincera e inteligentísima sobre el talento, la miseria y eso a lo que podríamos llamar “la catalanidad”.

Me gustaría saber qué aportación han hecho a Cataluña, y al catalanismo, ni remotamente comparable a las de Boadella, los que en nombre de Cataluña, y del catalanismo, han atacado la propiedad de su vecino.

Y también me gustaría saber en nombre de qué democracia, y de qué Cataluña mejor, la alcaldesa de Jafre, Núria Berga Ferrer, se niega a recibir a Boadella y a su esposa, pese a que se lo solicitaron en una muy educada carta.

Cualquier fascismo se basa en la ignorancia, también el de los que agreden la casa de Albert y Dolors Boadella. El fascismo de ir a la casa de Boadella porque no te gusta lo que piensa, y la terrible ignorancia de no saber que él ha hecho mucho más, y mucho más bello, por este país al que tu absurdamente crees que defiendes.

Salvador Sostres ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*