Bono, el locuaz, ¿ por qué calla con el accidente del Cougar ?

bonom

Bono, el locuaz, ¿ por qué calla con el accidente del Cougar ?

El silencio del exministro de Defensa, José Bono, ante las informaciones que estamos publicando en ABC sobre el accidente del helicóptero Cougar en Afganistán, en el que fallecieron 17 militares, es muy significativo.

Tan locuaz que se mostró con la tragedia del Yak-42, que cayó a plomo sobre el Gobierno del PP, y tan callado que permanece ahora sobre esta otra tragedia que le afecta directamente, ya que aquel mes de agosto de 2005 él era ministro de Defensa.

Yo no voy a entrar en si la caída del aparato fue consecuencia de un fatal accidente o de un ataque talibán, ya que eso tendrá que demostrarse con pruebas, pero sí en el trato recibido por los familiares y en los obstáculos que estos encontraron para acceder al sumario y poder ver las pruebas de lo que ellos consideran controvertida gestión del exministro.

Que no le dio a los familiares de las víctimas el mismo afecto que él reclamaba para las del Yak, es un hecho constatable, a la vista de lo que declaran algunas familias, a las que ni siquiera contestó sus cartas. Que dirigió personalmente la investigación de los primeros momentos del siniestro, al viajar a Herat, es un dato irrefutable. Que el sumario está lleno de dudas sobre por qué se destruyeron pruebas, quién era el secretario del atestado o por qué los restos del helicóptero siniestrado llegaron parcialmente a España y mezclados con los del segundo, no puede ser refutado porque está documentalmente probado en el sumario.

Si Bono cree que todo esto no es verdad, en ABC le hemos dado la oportunidad de hablar con nosotros, de que diga la verdad, la misma que él ha reclamado durante años al Partido Popular. Si no lo hace, la verdad sobre el accidente del Cougar, ¿accidente o tiroteo?, le perseguirá para siempre.

Paloma Cervilla ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*