Bono no aclaró a las familias por qué se destruyeron restos del Cougar

bonoy

Bono no aclaró a las familias por qué se destruyeron restos del Cougar

No contestó a las cartas que le enviaron preguntándole por la destrucción de pruebas.

La controvertida gestión que el exministro de Defensa, José Bono, realizó del accidente del helicóptero Cougar en Herat (Afganistán), en el que fallecieron 17 militares en agosto de 2005, sigue arrojando datos que ponen de manifiesto el «desamparo» al que el Gobierno de Zapatero condenó a los familiares. Como ya ha venido publicando ABC, según la versión de Eduardo Guitard, padre del capitán David Guitard, fallecido en el siniestro, no le recibió, no quiso hablar con él y tampoco contestó a las dos cartas que le envió, en marzo y agosto de 2011.

Unas misivas a las que Bono no dio respuesta y que planteaba cuestiones claves de esta investigación, como la posible destrucción de pruebas. Concretamente, el 7 de marzo de 2011, Eduardo Guitard le envía al exministro, ya presidente del Congreso de los Diputados, una extensa carta a la sede de la Cámara Baja, a la que ha tenido acceso ABC. En ella le pregunta, entre otras muchas cuestiones, la razón por la que se destruyeron 359 casquillos de balas de los 568 encontrados en el lugar del accidente. Además, le interpelaba por los restos del helicóptero siniestrado, que llegaron a España mezclados con los del segundo aparato que también se accidentó, aunque sus ocupantes solo resultaron heridos. Unos restos que llegaron parcialmente.

Paloma Cervilla ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*