Cada día asusta más

victorial

Cada día asusta más.

Pablo Iglesias está demostrando que lo único importante es reunir votos de cualquier procedencia y, a la vez, que la indulgencia no entra en su vocabulario. Igual que en su día se deshizo de Juan Carlos Monedero como cara pública, por sus devaneos con las irregularidades fiscales, ahora ha dejado en la cuneta a la jueza canaria Victoria Rosell a pesar de haberla defendido durante meses. Es verdad que motivos han dado el uno y el otro.

Eso sí, después de ver la conducta impresentable y oír las declaraciones de la magistrada, espero que nadie del PP o de cualquier otro partido que no sea el suyo caiga en su juzgado. ¿Qué puede esperarse de alguien que ha llegado a manifestar algo así como que los jueces dictan sentencias desde sus principios políticos? Bienvenida sea su despedida de la política.

Iñaki Zaragüeta ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*