Carmen Chacón, un minuto en su recuerdo

chaconñ

Carmen Chacón, un minuto en su recuerdo.

Cuando muere un político español – hombre o mujer – siento la necesidad de guardar unas horas de silencio.

Durante ese tiempo intento hacer memoria de los momentos en los que coincidí aunque fuera ocasionalmente con la persona fallecida, y siempre encuentro un recuerdo bueno que dignifica su memoria.

De Carmen Chacón, sobre la que escribí más de lo que pude hablar con ella, me viene a la mente su vocación apasionada, su valentía, su legítima ambición política, su voz y su sonrisa, y dejo para las páginas en las que conté cosas sobre ella lo que a día de hoy no pasan de ser algunas anécdotas.

En estas breves líneas quiero reiterar mi respeto a su memoria, especialmente en un momento en el que un tipo despreciable que dice llamarse Lagarder Danciu, gitano rumano que se define como un activista sin techo, en su habitual estilo faltón, se ha referido a ella diciendo que “Ha muerto la reina de los desahucios, tenía problemas cardíacos pero carecía de corazón”.

Ojalá que Lagarde viva muchos años porque le deseo que en el tiempo que le quede de vida aprenda algo de decencia y sepa respetar a los muertos, al menos en el día en el que se van.

Yo jamás le he deseado la muerte a nadie ni me he alegrado de la desgracia vital ajena. Nunca he brindado con champán por la desaparición ni si quiera de los más indeseables.

Con la gente hay que confrontar las ideas mientras viven y concederles unos minutos de silencio en el tiempo en el que sus deudos les entierran .

Descanse en paz Carmen Chacón .

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*