Carmena: Cambiar el nombre de la tumba de Franco por “Chiquito del Pardo”

chito

Carmena propone cambiar el nombre de la tumba de Franco por “Chiquito del Pardo”

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Sima de los Huesos, Atapuerca, 234901 a.C.) ha insistido en su propuesta de rebautizar al Valle de los Caídos como “Valle de la Paz” y ha añadido que “también tendría efectos positivos y democratizadores” cambiar la inscripción que figura en la lápida del general Francisco Franco “por un nombre que, respetando la cuestión histórica, resalte los valores constitucionales que queremos que prevalezcan en el monumento”.

Descartado “Bob Esponja”, que era la primera propuesta de la regidora, por problemas de copyright, Carmena cree que un buen nombre, simpático y muy en plan consenso siglo XXI, sería “Chiquito del Pardo”.

“Yo creo que con lo de Chiquito, con lo del Valle de la Paz y cambiando la cruz esa tan grande por una de primera comunión, o al menos colgándole unos farolillos con lucecitas de esas intermitentes de las que hacen flus-flus y ñigo-ñigo, y quizá poniendo un McDonald’s debajo, bastaría para asignar unos valores constitucionales a la Basílica y ya no tendríamos que arrasarla y, sin mover las tumbas, construir sobre ella una urbanización con chalets adosados, que es la opción que barajan los jóvenes de Podemos, ay, la juventud, que yo les digo: qué jóvenes sois, está claro que no habéis visto la película Poltergeist…”.

A este respecto, fuentes eclesiásticas de la Abadía del Valle de los Caídos han asegurado a este periódico que, aunque respetando la idea de la alcaldesa, “está la cocha mu malamente para cambiar el nombre de la lápida, cobarde, por la gloria de mi madrerrr, cuatro jinetes que lleva Bonanzaaaaa,torpedor, jarl, agromenauer… eche niñoooo que le diche a su padre: ¡Paparrrl, paparrl!, la vaca me acaba de decir que quiere que la ordeñe, ¿te da’ cuen…? ¡Cobarde!. Y el padre, que es un fistro de duodeno pecadorl, le mira y le dice: ’¡Anda, toma mi móvil y llama al perro, que eso es cosa suya!’ ¡Jarrrl! No puedo, no puedo…”.

La Gallina Ilustrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*