Carta a Carmela del nieto del General Dávila

generald

La carta a Carmela del nieto del General Dávila: ” Gracias por retirar el nombre de mi abuelo.”

Suprimir la calle con su nombre era un clamor popular, una necesidad que no podía esperar un día más», señala con ironía Rafael Dávila, general de división.

«¡Gracias!». Así comienza la carta abierta que el nieto de Fidel Dávila –el general de división, Rafael Dávila– dedicó este miércoles a la alcaldesa de Madrid tras conocer la noticia de que la vía dedicada a su abuelo está en la lista de las que Ahora Madrid renombrará tras el Pleno del pasado martes. «¡Gracias!, Señora alcaldesa de Madrid, de cuyo nombre no quiero acordarme, por retirar el nombre de mi abuelo el Capitán General don Fidel Dávila Arrondo. Se lo agradezco en mi nombre y en el suyo. No es precisamente el nombre de una calle a lo que aspiraba mi abuelo sino transmitirnos, como así ha sido, el alto sentido de servicio a España, la honradez y la humildad», prosigue.

En la misiva, plagada de ironías, explica a la alcaldesa de Madrid que «suprimir la calle con su nombre era un clamor popular, una necesidad que no podía esperar un día más». «¡Cuántos vecinos de Madrid dormirán tranquilos sabiendo que la calle del General Dávila ya no existe! ¡Qué alivio! Se acabaron las protestas y reivindicaciones que colapsaban la administración municipal», expresa su nieto. Y se pregunta: «¿Sería tan amable de decirme el nombre que va a sustituir al general? ¿Otro general?».

Además arremete contra el equipo de Gobierno de Ahora Madrid señalando que «la inteligencia no es un signo distintivo de su ayuntamiento». Continua asegurando que su «agradecimiento es muy sincero»: «Mi abuelo, al que conocí y mucho me enseñó, hombre sabio, honrado y humilde, no debe estar en una calle de un ayuntamiento del que usted es alcaldesa. Por eso le doy las gracias».

El general de división lanza un mensaje a Carmena: «Somos tres generaciones, tres generales apellidados Dávila, y lo que ni usted ni nadie puede retirar es la historia de esas tres generaciones y la memoria del servicio a España», indica el militar. Además opina que «hay que leer» y «estudiar» para «dejar de interpretar la historia bajo el sectarismo de una ideología». «Sin imposiciones y prohibiciones de las que Madrid ahora es pionera en Europa», añade.

Por último, le dice: «Yo también he borrado su nombre de mi memoria. Recuérdemelo cuando nos veamos. O mejor, imponga su nombre a una de las calles de Madrid sustituyendo a la de un general».

El Correo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*