Carta de un socialista a Julio ” El Rojo “

julitop

La categórica carta de un socialista que deja desarmado a Julio ‘El Rojo’.

Estos días está usted en boca de todo el mundo. Y no es de extrañar. Usted no es de Almería y ni siquiera es andaluz. Pero eso ¡qué más da! La gente habla de usted no porque sea gallego, sino porque usted es un general de cuatro estrellas. Cosa que me imagino que debe ser importantísima. (Le ruego que perdone mi ignorancia en estos menesteres de galones y estrellas porque, como yo no hice “la mili”, no estoy muy al corriente. Gracias a que tengo a mi lado a mi amigo y hermano Paco ‘El Brillantina’, que es un gitano de Granada que sí hizo la mili, puedo saber algo del significado de los galones porque él me lo explica

Soy, mi general, un verdadero desastre. Yo no sé si será por un miedo atávico a los uniformes, -transmitido durante generaciones por mi gente-, o simplemente porque nosotros, los hombres y mujeres de izquierda nunca hemos sido muy proclives a todo eso de la guerra. Usted ya me entiende. Fíjese que siendo yo Diputado por Almería me desgañité dando mítines por toda España tratando de convencer a los españoles que a la OTAN “de entrada NO”. Luego me la tuve que envainar -de eso usted sí que sabe más, porque creo que lo de envainar es la acción de meter la espada en la vaina- cuando el líder de mi partido, Don Felipe González, tocó a rebato, -otra expresión militar para advertirnos de un peligro- y nos dijo que donde antes habíamos dicho “no”, ahora debíamos decir “sí”.

Y ya me tiene usted, mi general, participando en mítines por todas partes diciéndole a gente que estar en la OTAN era buenísimo y que “de entrada SI y para no salir jamás. O sea, que eso de la disciplina no es tan solo cosa de los militares. También nosotros, desde nuestra insobornable militancia, obedecemos al que manda por un acendrado sentido de respeto y lealtad. Seguramente usted habrá leído que durante la República Española a quienes integraban la bancada socialista le llamaban “la minoría de cemento”. Aunque, por cierto, -yo no sé si a mi mujer, Paloma, le gustará leer esto- a mucha gente convencí para que votaran SI a la OTAN. Pero no logré convencerla a ella. Recuerdo que me decía, un tanto indignada:

Vamos a ver, Juan de Dios. Me has llevado contigo a infinidad de mítines y encuentros con la gente para convencerles de que, a la OTAN, de entrada NO. ¿Y ahora pretendes que vote que sí? No, hombre, no.

Nunca he sabido lo que votó, aunque sospecho que al final, por no perjudicar al partido, se abstuvo o votó en blanco.

http://www.periodistadigital.com/politica/partidos-politicos/2016/05/19/carta-socialista-deja-desarmado-julio-el-rojo-union-romani-ramirez-heredia-podemos.shtml

One Comment

  • xcraterh19

    30/05/2016 at 16:21

    Almería, tengo pendiente un viaje al cabo de Gata.

    Según leí hace tiempo, es la provincia donde se hay más casos de cáncer de lengua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*