Chulos contra huevones

chulos

Chulos contra huevones

El 8 de Noviembre del año 63 antes de Cristo, Cicerón pronunció ante el Senado Romano un discurso cuya primera frase ha pasado a la historia y decía “¿ Hasta cuándo Catilina abusarás de nuestra paciencia?”    A continuación podía haber añadido algo así como ” se nos han hinchado las pelotas y te vas a enterar” , y eso fue lo que ocurrió con Catilina y los suyos.

Si nuestros dirigentes políticos leyesen más a los clásicos, sabrían que cuando un delincuente vocacional actúa contra la ley , y el poder político se muestra paciente, se envalentona y siguen abusando hasta que alguien le calza una oblea.

Si yo fuese un delincuente contumaz y un juez me condenase por unos presuntos delitos, recurriría la sentencia con un único y definitivo argumento: “Todos somos iguales ante la ley y exijo ser tratado como Artur Más Mas o como la recién elegida Presidenta del Parlamento Catalán “.

A mi no me sorprende lo que está sucediendo con los dirigentes separatistas porque hace tiempo que descubrieron la debilidad y desidia de los políticos tanto del gobierno como de la oposición.

Vivimos un tiempo en el que la ausencia de liderazgo internacional permite que la mediocridad, trufada de desidia y de buenísimo pacifista, da alas a los que se niegan a cumplir la ley en forma de un golpe de Estado incruento pero doloroso para quienes lo sufren en Cataluña.

Los chulos pueden actuar con sensación de impunidad si perciben que nadie les para los pies , y ya no valen las palabras de Rajoy , de Sánchez, ni de Rivera – que son los únicos que se oponen a la secesión unilateral de Cataluña.

O actúan de una puñetera vez o no serán merecedores de que en las próximas elecciones les vote ningún ciudadano.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*