CIFUENTES Y LAS AMISTADES PELIGROSAS

dimitex

CIFUENTES Y LAS AMISTADES PELIGROSAS

La ya ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, no ha caído en desgracia por haber hecho un máster, o no; ni por haber sustraídos unas cremas de 40 euros en un supermercado, quizás como consecuencia de unas circunstancias personales ya superadas.

Hay muchos políticos, como estamos descubriendo ahora, que falsearon sus currículums por esa obsesión desmedida de parecer lo que no se es. También hay algunos políticos que han robado cantidades ingentes de dinero, infinitamente mayores que los 40 euros de Cifuentes, y que campan a sus anchas por este país.

Al margen de los errores en la gestión del caso de los máster, que los hubo y graves, Cifuentes ha caído por sus amistades peligrosas. Por esa gente sin ética ni moral que reinó en el Partido Popular de Madrid y que, con técnicas mafiosas, se aprovecharon de sus cargos para enriquecerse y para atesorar información privada y personal de los demás para, llegado el caso, chantajearlos y hundirlos.

Cifuentes pensó que ella sí podía luchar contra esa mafia, pero se equivocó, porque mucho antes debería haberse apartado, cuando vio, como lo veíamos todos, que no eran buenos compañeros de viaje.

El odio a Cifuentes de los Nacho González, Francisco Granados y Esperanza Aguirreno era ningún secreto para los medios de comunicación, pero yo, realmente, nunca pensé que llegaría a tanto. 

Antes de ser periodista yo soy persona, y no había necesidad de desvelar un video como el que vimos ayer, que afecta a la vida privada y personal. Pasearse por las redacciones de los medios de comunicación ofreciendo esa mercancía me parece miserable y refleja la catadura moral de quién o quienes lo han guardado durante tantos años buscando el momento de hacer más daño. Ya podía el PP haber apartado antes de su órbita a esta gente, se hubiera ahorrado muchos problemas.

Desaparecida de la vida política Cristina Cifuentes, dejémosla vivir en paz, bastante tiene con el escarnio público al que la han sometido sus enemigos.

Paloma Cervilla ( ABC )