Colombia, gran lección de dignidad

farc

Colombia no es Chamberlain: gran lección de dignidad al no humillarse ante las FARC

“A nuestra patria se le ofreció entre la humillación y la guerra. Ya aceptamos la humillación y ahora tendremos la guerra.” Esto se lo dijo Churchill a Neville Chamberlain en el otoño de 1938.

Ayer los colombianos tenían ante sí la misma elección que tuvo Chamberlain en su momento.Colombia acudía a las urnas a votar un chantaje, no un plan de paz, pues sólo puede calificarse como una forma de extorsión que se pretenda someter a todo un pueblo a los caprichos de una banda de criminales señalando que, de no aceptar las abusivas condiciones de las FARC, el resultado sería que éstas siguiesen matando. El vergonzoso acuerdo entre Santos y las FARC habría dejado impunes los crímenes de los narcoterroristas, que han amasado una enorme fortuna mediante el tráfico de drogas, los secuestros y otro tipo de crímenes. Una fortuna ilícita que las FARC no tendrían que invertir en compensar a los familiares de sus más de 200.000 víctimas, pues ese deber lo asumiría el Gobierno con el dinero del contribuyente, según lo pactado.

Los acuerdos, además, no comprometían esa fortuna obtenida por las FARC mediante medios ilícitos, de modo que las FARC podrían servirse del dinero conseguido con sus crímenes para convertirse en el más rico de los partidos colombianos. Pero por si los ciudadanos de ese país -conocedores del largo historial de crímenes de esa banda criminal marxista- decidían no votarles,Santos aseguró a las FARC 5 escaños en el Congreso y 5 en el Senado durante dos legislaturas (ocho años) aunque no tuviesen los votos necesarios. A todo lo anterior hay que añadir que, según el propio contenido de los acuerdos tal como ha denunciado el expresidente colombiano Andrés Pastrana, las FARC seguirían siendo un poderoso cartel de la droga, pero con la ventaja de no afrontar la persecución de la que han sido objeto por parte del Estado colombiano.

http://www.outono.net/elentir/2016/10/03/colombia-no-es-chamberlain-gran-leccion-de-dignidad-al-no-humillarse-ante-las-farc/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*