Con el puño cerrado

puño

Con el puño cerrado, no se puede dar un apretón de manos, y así es imposible la reconciliación.