EL CONFLICTO DE LA ESTIBA

estima

EL CONFLICTO DE LA ESTIBA

Entre los muchos tópicos que los nacionalistas regeneracionistas de hace un siglo nos dejaron en herencia (lamentable) está el de la España seca, cerrada al mar y al exterior. Joan Maragall la glosó en un poema célebre y patético. La realidad es exactamente la contraria. España, en particular Castilla, la España central, resulta incomprensible sin el mar.

Los españoles nos comunicamos con el exterior por mar y hoy, cuando el mar ha recobrado su importancia estratégica, esa ley geopolítica se cumple tanto o más que antes. Conviene tener esto en cuenta para comprender el alcance casi existencial del conflicto de los estibadores, en particular cuando esos mismos estibadores han contribuido con sus huelgas a la decadencia de uno de los grandes puertos mediterráneos, como es, o fue, Marsella.

José María Marco( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*