Consejo a los políticos

Spain's Interior Minister Jorge Fernandez Diaz pauses during a news conference in Madrid Thursday Aug. 2, 2012.

Yo estoy convencido de que un político con algo de sentido común y cierta proyección social y mediática sabe qué es lo que puede hacer y cuales son las cosas que debe evitar, para no pisar mierda.

Por ejemplo sabe que no puede conducir bebido, no debe hacer declaraciones machistas o xenófobas, tiene prohibido ser titular de cuentas no declaradas en paraísos fiscales, jamas se le puede ocurrir tener una empleada de hogar sin que esté cubierta por la seguridad social, y además no debe recibir en su despacho oficial a un compañero de partido que esté siendo investigado por corrupción .

Un político puede hacer casi todo lo demás, porque éste es un país tolerante que entiende la debilidad humana siempre que se trata de asuntos de cintura para abajo, pero en cambio es muy exigente con los temas que tienen que ver con la complicidad, la comprensión o la simpatía con los imputados en asuntos sucios de dinero.

Por eso no entiendo cómo un político experimentado como el ministro del Interior,Jorge Fernandez Díaz ha cometido el error de recibir en su despacho a su ex compañero de Partido, Rodrigo Rato.

Un político honesto puede ser amigo de una persona bajo sospecha siempre que la relación que mantengan se ciña estrictamente a un ámbito privado. Un ministro del gobierno de España no debe recibir en su despacho oficial a ese mismo amigo que está siendo investigado por delitos graves.

El espacio de su despacho en el Ministerio del Interior es un escenario sagrado de la política y en él solo se pueden desarrollar actividades propias de su cargo.

Estoy persuadido que lo que ha hecho Fernandez Díaz es una torpeza impropia de una persona experimentada e inteligente, porque si es amigo de Rodrigo Rato podía haber quedado con él en un Burger King, porque él mismo sabe que cualquier persona que entra en Castellana 3, debe enseñar su carné de identidad y la Guardia Cicil registra esa visita .

Si Rodrigo Rato es su amigo que lo invite a comer en su casa y que le consuele con buenas palabras,pero que no cometa ese error de novato. ( Diego Armario )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*