Contra Diplodocus

diplo

Contra Diplodocus.

La ciencia salta por la ventana en cuanto silba la bocina de la política espectáculo y el filibusterismo ideológico. Encantados de disparar contra lo que no entienden, los gorilas del micrófono agitan los espantajos de unos científicos a los que tildan de paniaguados. Algo así como una suntuosa camada de gatos persas a la que damos frisquis con cargo a los presupuestos generales del Estado.

Todavía es peor cuando acusan a geólogos, físicos, climatólogos, paleontólogos y biólogos de participar en excéntricas conspiraciones para demonizar el petróleo y fomentar la paranoia sobre el cambio climático, que como todo dios sabe es un invento pergeñado entre Al Gore y Michael Moore. Me fascina la capacidad de algunos para reír de cuanto ignoran. No me sorprende, claro, porque la demagogia es barata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*