CONTUMACIA

sombra-chinesca

CONTUMACIA.

Da la impresión de que a los protagonistas de la escena política española les preocupa poco su país, y lo quieren aún menos. A esta conclusión se llega cuando se escucha a los distintos candidatos hacer balance de sus entrevistas con Mariano Rajoy. Todos salen de esos encuentros sin referirse a los problemas de España: el control del déficit, las pensiones, el mantenimiento del Estado del bienestar, el paro, la situación en Europa, las oportunidades y los riesgos del Brexit, la financiación autonómica… Solo se habla del regateo de «te voy a votar o no».

El catálogo de asuntos pendientes para cualquiera que gobierne el país en los próximos meses es ingente, pero el único empeño de Pedro Sánchez es dividir la política española en dos bandos: los que no han obtenido el respaldo mayoritario de los ciudadanos, es decir él y todos los restos de los restos de la izquierda extrema, y los que han ganado las elecciones, por tercera vez consecutiva. Pocas veces en la historia reciente se ha encontrado a un político como Sánchez, más obstinado en convertir las derrotas en victorias y la contumacia en genialidad.

El Astrolabio ABC

One Comment

  • José María Algar

    14/07/2016 at 09:26

    No es ninguna sorpresa para mí la postura de este socialista, hace ya algún tiempo que el PSOE dejó de ser un partido y se convirtió en una empresa más.
    Un partido es algo que tiene, ante todo, una ideología; y, claro, no puede ser que un día sea constitucionalista y de centro izquierda y al siguiente meta en los ayuntamientos a los antisistemas y de extrema izquierda a cambio de inconfesables favores.
    La realidad es que hoy solo es una maquinaria para ganar dinero, sueldos y poder. Y no es que eso no sea lícito pero es fraudulento engañar a la gente haciéndose pasar por un partido político cuando no es más que un negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*