Cosas que importan: Un día en bolas

bolas

Cosas que importan: Un día en bolas.

Hay obsesiones enfermizas que no tienen nada que ver con el cuerpo sino con la mente.

Algún concejal, o vete tú a saber si la idea es de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha decidido que en las piscinas de la capital de España se va a establecer un día sin bañador, y no me exextraña que hayan pensado así porque esta gente, como todos los ociosos, es muy partidaria de convertir en importante lo que solo, a veces, puede resultar interesante.

Yo soy partidario, y en ocasiones usuario activo, del nudismo en las playas naturistas ,que es un lugar abierto a gente sin complejos porque, como todos ustedes saben, ” lo que natura no da, Salamanca non presta” y exhibirse en bolas implica enfrentarse a la cruda realidad de las odiosas comparaciones .

Yo cuando me desnudo en la playa de Vera, siempre llevo unas gafas de sol y una gorra calada hasta las cejas con la intención de que nadie me reconozca, por aquello de que es mejor que no corra la voz de cuáles son tus cualidades o tus carencias.

Sin embargo constato que en ese ambiente de naturalidad la gente se mira más a los ojos que a sus partes inferiores o intermedias porque, cuando alguien práctica naturismo no le apremian las urgencias .

Lo que me chirría de la propuesta de Manuela Carmena es su obsesión por uniformar la desnudez, llevarla a las piscinas municipales y tasarla como un logro libertario que afectaría incluso a quienes no les apetece enseñar en publico sus carnes tolendas, porque ” el día en bolas ” estaría vetado para la gente que no quisiera desnudarse.

Con esta propuesta no se le da una oportunidad de practicar naturismo a quienes lo deseen, porque esa afición está llamada hacerla al aire libre y no entre bloques de cemento, sino que más bien excluiría de las piscinas municipales a quienes no sean partidarios de esa oportunidad nudista.

Ignoro si existen precedentes de esta práctica de nudismo entre bloques de cemento – salvo en las saunas -pero de lo que sí estoy seguro es de que suena a no muy higiénica y dudosamente estética la propuesta salida de la mente ocurrente de un grupo municipal, que lleva tatuado en la frente la frase ” Somos muy cutres”

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*