¿ Para cuando…..la próxima gilipollez ?

carmenagatos

¿ Para cuando….la próxima gilipollez ?

Carmena crea un «cuerpo de cuidadores de gatos.”

 A los madrileños cuyos cuatro abuelos nacieron en la capital se les llama «gatos» y la alcaldesa, Manuela Carmena, ha decidido defenderles a todos o, al menos, a sus congéneres felinos. El pasado mes de abril el Gobierno municipal estableció una normativa para proteger a las colonias controladas de gatos urbanos en la que, entre otras cuestiones, se facilitaba un «carné de colaborador de colonias felinas» para aquellos vecinos dispuestos a ocuparse de que los animales callejeros estuviesen en perfectas condiciones de salud. El programa arrancó hace tres meses y ya se han repartido cerca de un centenar de acreditaciones, aunque son muchas más las que esperan el beneplácito de Madrid Salud para poder dedicarse «oficialmente» al cuidado de los mininos de la calle.

Pero no se trata de un simple carné de «amigo de los gatos», sino todo un compromiso con la gestión eficaz de estas colonias mediante el método CES (captura-esterilización-suelta), que tiene como objetivo el control de estas colonias tanto a nivel demográfico como sanitario. Así y en consonancia con la Ley de Sacrificio 0 animal impulsada por el Gobierno regional, se pretende reducir o eliminar los problemas que la presencia de gatos callejeros originan en los barrios, estabilizar el tamaño de las colonias y reducir el número de éstos animales que acaban en centros de acogida.

Además, hay tres tipos de colaboradores: los autorizados, los responsables y las entidades. Los primeros son los encargados de ocuparse del cuidado y atención de los animales, los segundos son correa de transmisión con Madrid Salud y las entidades colaboradoras, como asociaciones de protección animal, trabajarán también con el consistorio madrileño en la gestión de estas colonias. Todos ellos deben ejecutar una serie de acciones y controlar de una manera determinada cada colonia, así como firmar una declaración en la que se comprometen a actuar según indica el consistorio madrileño mediante un formulario disponible en la web.

Los colaboradores de colonias felinas deben controlar a todos los miembros de cada una de ellas mediante una ficha en la que se distingue, con una fotografía, su capa, sexo, edad aproximada y el nombre que les hayan asignado. En la ficha se incluye su evaluación sanitaria, de adaptabilidad, así como las fechas de esterilización y desparasitación.

Nuria Platón ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*