Cuesta abajo

11009084_526588547481285_5005604206221583435_n

Cuesta abajo.

Ayer me llamó mi gran amiga pija, la que votó a «Podemos» porque su padre no le compró el coche que ella quería. Ella es así, determinante. A sus amigos, ya treintañeros con vocación de cuarentones, les salen los euros por las orejas. Se lo dije con todo cariño: «Pijilla, a los 37 años no puedes pedirle a tu padre que te compre un coche. Ya tienes edad para comprártelo tú».

El problema es que no ha trabajado nunca, y su independencia es dependiente de la generosidad de su padre. Quería un «Mini» con todas las chorradas y accesorios posibles, y su padre le compró un Renault de serie. «Te vas a enterar, papá, voy a votar a “Podemos”. Y mis amigos también».

Ayer intuí en su tono una incipiente decepción. «Creo que me equivoqué votando a esa gente tan agobiante. Estoy “down”.

Alfonso Ussía ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*