CUPITO

facilz

CUPITO

Cuando aún colea el linchamiento a Cs por denunciar el inmoral cuponazo vasco, Iceta se descuelga con el cupito catalán en una tribuna tan malintencionada como mal redactada; y con un hazme una quitita de la deuda. Una manera de colar una tercera vía que siempre ha sido la del esquerranismo nacionalista: icético o colaútico, tanto monta. Cobrar por quedarse.

Que hasta una Cospedal, tan crédula y chipolina con los comicastros rusos, se haya percatado, evidencia lo palmar del engaño. Ahora que sabemos que era cosa de bolsillo el procés, puede empezar la campaña con TV3 haciendo victimismo… amarillo, nunca mejor dicho. A ver cómo se comporta el espectador cautivo en la soledad de la cabina del voto secreto. ¿Síndrome de Estocolmo o la puntilla a la maltrecha demoscopia?

Tadeu ( El Mundo )