Dejad de contar mentiras, tralará

mentiras4

Dejad de contar mentiras, tralará…..

Durante meses y meses y más meses nos dibujaron una España en la que la gente vivía como en Tanzania, en la que Pablo Iglesias era poco menos que el Mesías amén del tío más honrado del mundo, en la que los del PP eran sin excepción una banda de chorizos que habían destrozado el Estado del Bienestar y en la que la mayoría de la ciudadanía era de izquierdas e independentista en Cataluña, Galicia, Baleares, País Vasco, Baleares y Comunidad Valenciana. Meses, meses y más meses en los que nos presentaron como lo más normal del mundo una anormalidad llamada Podemos.

Una formación política cuyos líderes eran amigos de ETA y sus satélites; un partido al que financia una dictadura con guayabera (Venezuela) y otra con niqab (Irán); un partido plagado de afectos a una ideología que tanto daño ha hecho en la historia de la humanidad, el comunismo; un partido dirigido por okupas e indocumentados y ágrafos; un partido que quiere restringir la libertad privada, controlar los medios y meter en la cárcel al contrario (Monedero dixit).

Todos menos el gurú Arriola olvidaron una pequeña gran obviedad. Que España continúa siendo el país moderado que era hace 30 años, hace 20 e incluso hace 10 en la edad dorada del zapaterismo. Que las elecciones se ganan tirando al centro y no por lo extremos. Que las imposturas tienen las patas muy cortas. Y que el bipartidismo imperfecto sigue vivo y que, salvo que la situación económica empeore, que no parece, volverá por sus fueros. España no era como nos la contaron, es como es.

Ése fue el gran fallo y la gran falla de Pablemos y de su legión de corifeos. Ahora están con el cuento del pucherazo. Lo peor de todo no es que mientan. No. Lo más cabreante es que tomen a Juan Español por gilipollas, en definitiva, que insulten tan desvergonzadamente a nuestra inteligencia. ¡Joder, Pablito, que ya no cuela! Si no coló que eras socialdemócrata, cómo va a colar que te han tangado las elecciones. O a lo mejor es que en esto también nos quieres hacer creer que somos Venezuela.

OKdiario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*