DEMOCRACIA

democri

DEMOCRACIA

Desde finales del siglo XX se ha extendido un fenómeno cada vez más poderoso: la necesidad de (casi todos) los regímenes políticos de presentarse ante el mundo como «democracias», aunque no lo sean en absoluto. Jamás la democracia había gozado de tan buena nombradía y popularidad, y pocas veces se había pervertido tanto el concepto y el sistema democrático.

Hasta hace unas décadas, distintos regímenes políticos no tenían ninguna vergüenza en exponer su cara totalitaria o autoritaria. Nada detenía a un gobernante a la hora de practicar la dictadura, cuando no el despotismo y la tiranía más incruentos. Era la época en que proliferaron las «repúblicas democráticas», que no eran nada democráticas, precisamente.

Ángela Vallvey ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*