DILUIDO

diluido

DILUIDO

Por si teníamos alguna duda de por qué Izquierda Unida se ha convertido en un ente acuático inodoro, incoloro e insípido, Alberto Garzón ha tenido a bien disiparla con dos intervenciones memorables. La primera es la toma de medidas para reforzar la identidad de IU dentro de Podemos, una identidad vendida a cambio de un plato de lentejas que al final tampoco ha resultado tan nutritivo, porque a pesar de que la alianza con Iglesias ha supuesto un aumento en los ingresos de la coalición gracias a la ley de financiación de los partidos, la deuda de lo que queda de Izquierda Unida es de más de 8 millones de euros.

Un pan con una tortas, vaya: Garzón ha conseguido diluir su formación para todo el mundo menos para sus acreedores.

Ely del Valle ( La Razón )

viñeta de Linda Galmor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*