Dinamita pa los pollos

311890_10150282324645796_352602297_n

Dinamita pa los pollos.

Cuando dinamitas un puente sueles tener pocas probabilidades de poder cruzarlo. Es vieja táctica de tierra quemada: no puedo cruzar, luego me quedo aquí a combatir, y tampoco los de afuera podrán entrar. Borro la posibilidad de cualquier tentación. Cortés hizo como Alejandro Magno siglos atrás: quemar las naves, hundirlas, dando a entender que no cabía sino la lucha.

Iglesias Turrión, en la entrada de este siglo de incógnitas, lo ha hecho en su primera intervención parlamentaria: volar por los aires el camino que le une al PSOE con tal de que les sea casi imposible cruzar en cualquiera de los dos sentidos. Mentarles a los socialistas a Felipe González emparejándolo con la cal viva es arriesgarse demasiado, o es querer buscar la ira que impida cualquier posibilidad de entendimiento. Te lo pongo carísimo, Sánchez: si quieres encontrarme, traga todo lo que te iré diciendo durante este tiempo.

Después de nuevas elecciones todo es incierto. Hasta el supuesto liderazgo de Sánchez en su partido, que es sabido resulta un proceso de digestión lenta y del que nunca se puede tirar cohetes con precipitación. Todo ha volado por los aires y nunca un «no» tan anunciado resultó tener el efecto de dinamita pa los pollos.

Carlos Herrera ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*