Divino tesoro

Business people in generation, from child, boy, teen, young adult, adult, and senior or old age. Suit man, smiling, full-length, flat design.

Divino tesoro.

Llevábamos varios años de matraca regeneracionista, de exaltación de lo nuevo, de apoteosis de lo juvenil. De pronto, en una sola noche, llegó el correctivo. El 26-J, de los cuatro líderes nacionales, ganó el más veterano y los tres jóvenes salieron derrotados. El electorado colocó a la juventud en su sitio: a la cola, tal vez a la espera de que dejen de ser jóvenes, lo que llegará más pronto que tarde, o al menos jóvenes profesionalizados, de esos que basan toda su virtud en los pocos años.

La juventud cotiza… hasta cierto punto y en ciertas circunstancias. En política, al menos en política española, muy poco. Los españoles, que siempre han votado con cabeza, lo han vuelto a hacer. Es de esperar que la epidemia juvenilista, tan descerebrada, tan frívola, remita a partir de aquí.

José María Marco ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*