Dos golfos y un destino

golfosk

Dos golfos y un destino.

Debe ser cierto que el hombre engañado por su santa es el último que se entera de la faena de aliño de la que está siendo protagonista sin que nadie le dé aviso, pero en otros asuntos que tienen que ver con golferías económicas organizadas por elementos mafiosos no es normal que lo sepa todo el mundo menos la policía y los jueces.

No basta con conocer que alguien es un delincuente para juzgarlo  porque para meterle mano hay que presentar pruebas, pero no es menos verdad que las denuncias privadas contra Luis Pineda , Presidente de la Asociación de Usuarios de Banca ,que desde hace años extorsionar empresarios eran conocidas en distintas instancias jurídicas e institucionales.

La asociación entre Manos Limpias y Ausbanc, acusadas de ser dos organizaciones criminales que se habían sindicado para extorsionar a diferentes personas, estaban bajo sospecha fundada de conducta ilícita, pero a sus dos capos no les importaba en exceso porque, según denuncian algunas de sus víctimas, estaban muy bien relacionados y se sentían impunes.

Todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia porque es un elemento básico en un sistema democrático que en España está siendo maltratado todos los días, pero también es verdad que mucha gente bien informada sospechaba, con fundamento, de la actividad ilícita   de Luis Pineda y  Miguel Bernard  que han hecho méritos durante años para pasar por el trámite carcelario en el que estos días están inmersos

Durante años los dos han dejado un reguero de sospechas de sus indignidades, y bajo el manto de un sentimiento justiciero y de una defensa de los derechos de los consumidores o de los más perjudicados, han pervertido un instrumento como es la acusación popular.

En España la justicia es lenta además de ciega pero también deja mucho que desear porque algunos de sus actores togados tienen amistades peligrosas con las que comparten demasiadas complicidades y algunos favores.

Diego Armario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*