EL DUDOSO FUTURO DE PODEMOS

sobies

EL DUDOSO FUTURO DE PODEMOS

Iglesias, cada vez más autoritario con sus conmilitones, rueda por un camino sin rumbo alguno. Abraza la trampa del ‘derecho a decidir’ y califica a los dos líderes secesionistas encarcelados por una juez (los Jordis) de ‘presos políticos’. Es seguro que quien no sabe a dónde va acaba llegando a cualquier sitio.

Parece, pues, evidente que la posición inicial del grupo fundador de Podemos nunca convenció demasiado a los “españoles indignados y cabreados” que eran el caldo donde se fue cociendo esta “protesta ciudadana”. Dicho de otro modo: fue la habilidad para trenzar alianzas más que la fuerza electoral propia la que explica el éxito municipal de 2015.

Pablo Iglesias celebró la última Diada, el pasado 11 de septiembre, en Santa Coloma de Gramanet y allí habló de una nueva mayoría para Cataluña, para, a renglón seguido, asegurar que también allí hay que echar al Partido Popular (minoritario y en la oposición). Acabó su discurso con un grito desconcertante: “¡Visca Catalunya lliure!”. ¿Qué quiso decir con “lliure”? ¿Independiente?

Joaquín Leguina ( ABC )