El asalto

rajoykñ

Rajoy tiene razón. Es un drama anunciado. Y tiene todo el sentido que pida fuerzas para prevenirlo porque las consecuencias del escenario que se anticipa significarían una tragedia en términos democráticos. ¿Recuerdan cuando el exaltado actor Federico Luppi reclamaba la expulsión de la vida pública de una derecha miserable, cerril y casi gótica (sic)? ¿Hemos olvidado al poeta ramplón García Montero proclamando que el Partido Popular no estaba al nivel del resto de fuerzas políticas sino con HB?

Estamos exactamente en eso. La revisión del cordón sanitario. En primera instancia, porque es la única tabla de salvación de Sánchez para ocupar La Moncloa. En segunda, porque el líder socialista está demostrando ser –en numerosas de sus estrategias y tácticas– un Zapatero-bis

Alfonso Merlos ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*