El basurero de la historia

buenak

El basurero de la historia.

Uno de los momentos más reveladores del debate de no investidura llegó cuando Patxi López, ejerciendo de –pésimo– presidente del Congreso, se permitió tutear a Pablo Iglesias y éste, muy rápido, le replicó con el mismo tratamiento. En el lapsus de Patxi López hay, primero, reconocimiento.

Somos de la misma familia y pertenecemos al mismo bando, vino a decir. (Quizás también se quiso rejuvenecer un poco). Y se lo estaba diciendo al chico listo pero demasiado respondón, que es como la izquierda establecida de nuestro país ha venido tratando a esta nueva generación de izquierdistas.

Por eso hay una segunda derivada en el tuteo, que López le había servido a Iglesias en bandeja: más jóvenes, sí, pero iguales. Los 300.000 votos de diferencia entre el PSOE y Podemos se escucharon casi como un insulto.

José María Marco ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*