El cementerio nuclear topa con la politica

pagek

La defensa de las grullas es una pura coartada, una “ocurrente” improvisación ante la inminente y definitiva luz verde del Consejo de Ministros al emplazamiento elegido en diciembre de 2011

La defensa de las grullas es una pura coartada, una “ocurrente” improvisación ante la inminente y definitiva luz verde del Consejo de Ministros al emplazamiento elegido en diciembre de 2011
Es algo más que un absurdo dilema entre grullas y razones de utilidad pública como trasunto de ese choque de competencias comentado por el ministro de Justicia, Rafael Catalá. Las del Gobierno central de Rajoy y el autonómico de socialista García-Page.

 

El debate sobre el emplazamiento del ATC (almacén temporal centralizado) en Villar de Cañas (Cuenca) es cuestión política al cien por cien. O sea, habrá vencedores y vencidos. Y eso no es bueno cuando se trata de un asunto de Estado, de los que piden consenso a gritos.

 

http://goo.gl/yUbTmj

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*