El efecto llamada se llama Colau

colau-top-manta-barcelona-37106

El efecto llamada se llama Colau.

El efecto llamada de manteros tiene nombre propio en Barcelona, se llama: Ada Colau. La alcaldesa es responsable que la ciudad se haya convertido en un zoco del top manta, por su permisividad hacia los manteros y por la falta de autoridad, un hecho que perjudica principalmente al comercio que paga impuestos, genera trabajo y riqueza. Sin duda, el ‘top manta’ debe dejar de ser ‘top’ para pasar a ser nulo en Barcelona.

La mala gestión de Colau frente al top manta se demuestra con fiascos como la mesa de trabajo que constituyó el gobierno municipal para abordar el top manta, pero que finalmente no resolvió los problemas que genera la venta ambulante ilegal y solo sirvió para seguir la dinámica de políticas de gesto que nos tiene acostumbrados Colau. Desde el Grupo Popular decidimos no participar en estas reuniones, porque consideramos que era una falta de respeto al comercio, Colau no puede sentar en una misma mesa al comercio y a los manteros con propuestas tan esperpénticas como instaurar un sindicato de manteros o crear un carnet de mantero que reconocería la practica de una actividad ilegal.

El Ayuntamiento aseguraba que en los últimos meses se habían incrementado las intervenciones de la Guardia Urbana, pero será de forma aritmética ante un fenómeno que ha crecido de forma geométrica con más presencia de manteros en Barcelona, gracias al efecto llamada promovido por las políticas de Colau. La alcaldesa ahora habla de sancionar a los compradores del top manta, cuando la Ordenanza municipal contempla desde hace años las sanciones por comprar en la venta ambulante irregular. Pero la cuestión es que se trata de hacer cumplir las ordenanzas y eliminar la venta ilegal de las calles de Barcelona de forma definitiva. Lo que debe hacer es impedir la venta ambulante ilegal que esta tipificado como un delito en el Código Penal y que perjudica a los intereses del comercio y la ciudad.

Desde el PP nos hemos reunido con la ‘Plataforma de Afectados por el Top Manta’ y hemos expresado nuestro total apoyo al manifiesto que pide medidas contundentes para acabar con este problema, ya que las zonas del puerto y playas actualmente tienen más de 800 manteros vendiendo productos ilegales sin licencia. Es paradójico que mientras Colau impide al comercio ampliar sus horarios comerciales, permite que el top manta venda productos ilegales durante 24 horas y 365 días al año.

Barcelona debe recuperar la normalidad, hacer cumplir las leyes y las ordenanzas. El perjuicio causado al comercio además de grave, será irreparable, al igual que la degradación de la imagen de Barcelona, porque los manteros son competencia desleal para el comercio y degradación para la imagen que proyecta la ciudad a los visitantes, en zonas céntricas como Paseo Colón, La Rambla, Portal del Ángel, Plaza Catalunya o metro, zonas que se convierten en verdaderos mercadillos de productos ilegales con el pasotismo de la alcaldesa Colau.

Alberto Fernández es presidente del grupo municipal del PP en Barcelona. (ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*