EL ENFERMO DE EUROPA

demoer

EL ENFERMO DE EUROPA

Turquía es clave. No sólo por su posición –comparte frontera con Grecia, Bulgaria, Georgia, Armenia, Irán, Irak y Siria– o porque con un millón de soldados es numéricamente la segunda fuerza militar de la OTAN, sólo detrás de EE UU. Siendo un país musulmán y víctima repetida del terrorismo, debe jugar un papel determinante en la lucha contra los decapitadores del ISIS y sus compinches.

Todo muy bien, pero ya me dirán ustedes qué pinta dentro de la UE una nación de 80 millones de habitantes, dominada por los islámicos. Alteraría todos los equilibrios, empezando por los del Parlamento Europeo.

Antes de ser presidente, Erdogan pasó cuatro meses en la cárcel por incitación al odio religioso.

Alfonso Rojo ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*