El gorila se convierte en Nerón

neron

El gorila se convierte en Nerón.

Lo ves embutido en su chándal de poliéster, vociferando memeces y aquí algunos se ríen, pero el personaje no tiene gracia alguna. Nicolás Maduro es un facineroso. La progresía suele argumentar en su disculpa que ganó las elecciones democráticamente, pero ni siquiera eso es cierto.

La única ocasión en que el chavismo se impuso en las urnas sin hacer trampas, manipular censos, perseguir periodistas, tirotear candidatos y amañar recuentos fue el 6 de diciembre de 1998, cuando Hugo Chávez accedió por primera vez a la presidencia de Venezuela.

Después de esa fecha y cada vez con más descaro y brutalidad, han retorcido la Ley y tirado de pistola para cerrar la boca y el paso a los disidentes. Con la connivencia de jueces venales y el aplauso de los Pablo Iglesias, Errejón, Verstrynge.

Alfonso Rojo ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*