El mejor orador en el debate de investidura

mrajoy

El mejor orador en el debate de investidura.

Sin ninguna duda el mejor con diferencia notable fue Rajoy. Rajoy será lo que sea como gobernante -seguramente mejorable-, pero como parlamentario es imbatible. Tiene una ironía fina y escribe de su puño y letra unos discursos de una calidad literaria que no tiene parangón en el hemiciclo. Ha sido casi siempre así. Y ayer dio una buena muestra más describiendo la comedia de enredo que han forjado el señor Sánchez y el señor Rivera con detalles muy graciosos, como comparar tal acuerdo majestuoso con el pacto de los toros de Guisando. ¿A que tiene coña el gallego?

Pero dicho esto, afirmando que la altura intelectual y retórica del presidente del Gobierno está a años luz del resto, y que el que muy de lejos puede hacerle algo de sombra puede ser Pablo Iglesias, aunque usando la oscura y pesada retórica soviética, marxista, leninista, bolchevique, asquerosa, vayamos a lo importante. Lo importante es que el país camina directamente hacia unas nuevas elecciones generales. Yo albergaba la inquietud de que una vez que se produjera el rechazo definitivo de Sánchez en este primer debate de investidura, el socialista lo intentaría con Iglesias después. Al fin y al cabo, ese es el pacto natural de izquierdas que Sánchez siempre ha contemplado como prioritario…hasta que saliera a la palestra el aire agresivo, chulesco, arrogante y criminal de Iglesias. El aire agresivo y arrogante de Iglesias ya saltó a la palestra cuando, rodeado de su guardia de corps, exigió la vicepresidencia del Gobierno y varios ministerios más.

La parte criminal de Iglesias se hizo hueco ayer durante su primer discurso parlamentario, con la camisa blanca remangada, mancillando una vez más la historia de los que le han precedido en esa tribuna que tanto respeto debería merecer pero que ya hace tiempo que violaron los camisas negras de izquierda y demás gente sucia que no se ducha. Fue cuando en el propósito de herir sin compasión a Sánchez le acusó de estar bloqueado por los poderes fácticos y no tuvo reparos en nombrar los tiempos del GAL, hasta el punto de decir que el PSOE tiene un pasado manchado de cal viva, quizá olvidando los millones de muertos causados por su referencia histórica Lenin, o por los estragos que causa actualmente el régimen bolivariano fundado por Chávez, al que tanto admira.

Esta referencia a los GAL, que sinceramente no venía a cuento, y que es el producto del carácter revanchista y vengativo del personaje de la coleta, no se lo perdonará el Partido Socialista jamás. Ni siquiera el melifluoSánchez. Jamás el barón del partido más discreto que haya permitirá dormir en la misma cama con quien, a la primera oportunidad, teniendo por delante la posibilidad de un acuerdo y una legislatura por delante, saca el cuchillo o te está preparando la guillotina

Expansión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*