El nombre de las cosas

pedroyk

El nombre de las cosas

Cambiar de nombre a las cosas no modifica su naturaleza. Es una obviedad, pero no se aplica ni en la política ni en el periodismo español. Suelta Pedro Sánchez que va a intentar formar un gobierno «progresista» y ni uno solo de los periodistas que tenía enfrente en Telecinco que le entrevistaba en la Cadena SER o que asistían a su rueda de prensa en Ferraz se le ocurrió levantar el dedo y preguntar tímidamente si se puede considerar de «ideas avanzadas» –que es la acepción que la RAE da al término– a quien ovaciona el asesinato terrorista, alimenta el nacionalismo excluyente o sintoniza con los verdugos.

Ahora va a resultar que los facinerosos de Bildu, que votaron en masa a Podemos el pasado 20-D, los antisistema de la CUP o los independentistas de ERC.

Alfonso Rojo ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*