” El Pacífico “

nervioso

No puede extrañar que una treintena de dirigentes de «Podemos» se haya sumado a la marcha convocada por el entorno etarra para exigir la libertad del canalla de Otegui. En su momento, Rodríguez Zapatero lo definió como «un hombre de paz». Que se lo hubieran preguntado a Gaby Cisneros, tiroteado por el comando terrorista del que formaba parte el «hombre de paz».

Otegui ha sido, durante años, la cabeza de la serpiente y el mango del hacha. Un personaje curioso en otros aspectos no vinculados a la actividad del terrorismo de despacho. Ha sido protagonista de algunas huelgas de hambre, durante las cuales engordó sobremanera. De haberlas llevado a cabo con sinceridad, como hizo el criminal De Juana Chaos, le habrían puesto de patitas en la calle.

Alfonso Ussía ( La Razón )

Viñeta de Fe de Ratas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*