El Poder

preciopo

El Poder.

«Señor –replicó Sancho–, yo imagino que es bueno mandar, aunque sea a un hato de ganado». Lo mismo piensa el socialista Pedro Sánchez. Y no le anda a la zaga el podemita Pablo Iglesias. Éste lo lleva hasta en el nombre del partido, o lo que sea. Lo que les importa a ambos es la erótica del poder. Después ya se verá. El programa y los principios eran verdes y se los comió un burro.

 Y si para conquistar el cielo tienen que unir fuerzas –por supuesto, «fuerzas progresistas y reformistas», aunque parezcan dispares y hasta disparatadas–, se repartirán las carteras y no habrá más que hablar. En eso andan. Cuentan con la mansedumbre del pueblo, a la hora del reparto, y con el beneplácito del correspondiente hato de ganado, que en un caso se reúne –o se reunía– en círculos, y en el otro, en comité..

Abel Hernández ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*