El populismo llevado al paroxismo

carmek

Reina el silencio en Madrid. En el gobierno municipal, que no informa de lo que hace porque no hace nada útil, y en la oposición, que no se opone a nada por si fuera mejor dejar hacer al que nada hace para que el ciudadano lo note.

Niños hambrientos y calles franquistas.

http://www.libertaddigital.com/opinion/javier-somalo/ninos-hambrientos-y-calles-franquistas-76168/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*