El póquer de ases

entradak

Pedro Sánchez llegó a la Secretaría General del PSOE y aseguró que ejercería como tal desde el primer día. Y así lo ha hecho. No le tembló el pulso cuando cesó de forma fulminante a Tomás Gómez en contra del criterio de Susana Díaz y Ximo Puig, ni cuando después de las municipales dejó en la cuneta al candidato madrileño, Antonio Miguel Carmona.

Tras los comicios autonómicos y municipales impuso sus criterios sobre alianzas post-electorales y lo hizo, otra vez más, con la oposición de Andalucía. En la elaboración de las listas a las elecciones generales, Sánchez ha vuelto a demostrar que él es quien manda en el partido. Ha cambiado a un buen número de cabezas de lista y ha impuesto a Irene Lozano, la diputada de UPyD, mal vista en el PSOE, sobre todo por andaluces, extremeños y asturianos…

Toñi Bolano ( La Razón )

Viñeta de #Elsacapuntas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*