El Señor piedra

piedramo

Los pequeños ahorradores no están en su mejor momento. Los bancos tampoco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*