El Sonrisitas

sonrisasy

El Sonrisitas.

El humor y la capacidad de reír y sonreír nos diferencia del resto de los animales. Con el permiso de los de PACMA, el jabalí, el venado, el lobo y el oso, por muy dignos y respetables que sean, carecen de sentido del humor. Añado a los cuatro anteriormente citados al lince y al toro bravo. Hubo un tiempo en el que los presumibles y pedantes intelectuales comunistas no sonreían para no ofrecer una imagen de frivolidad.

Pero como en todo, los extremos son repudiables. Un ser humano que no abandona su sonrisa en todo el día es también detestable, porque parece tonto. La sonrisa permanente abre sospechas de falsedad o de majadería.

Se admite la carcajada espontánea, que no debe ser excesiva ni duradera, pero no la sonrisa disecada las veinticuatro horas del día.

Alfonso Ussía ( La Razón )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*