El Sorpasso fallido podemita

tirardel

El Sorpasso fallido podemita

Se han llevado un leche antológica. No ha habido ‘sorpasso’ sino ‘tortasso‘ y Pablo Iglesias y sus cuates, que vendían ya la piel del oso socialista, sin haberlo cazado y repartir sillones en la Moncloa, prometiendo ser generosos con Pedro Sánchez y sus atribulados socialistas, andan como almás en pena este 27 de junio de 2016 (Podemos: El pecado de la soberbia).

Se apagaron las sonrisas en Unidos Podemos, que se llevó una de las grandes decepciones de las elecciones del 26 de junio (26-J: El triunfo de la España sensata y el ‘tortasso’ de Podemos).

Una jornada que se presumía histórica para los podemitas, pero que terminó siendo desilusionante, al quedarse la confluencia con sólo 71 diputados, a 14 asientos del PSOE y con menos votos que en diciembre.

La soberbia es un pecado, y el castigo, cuando falta o falla lo que la alimenta, es una suerte de auto-humillación dolorosa y muy urticante.

También en política, o principalmente en ella, la soberbia es pecado, y Podemos, el partido que más se la ha trabajado desde el 20-D, sufre ahora por aquello que debería hacerle feliz, un buen resultado electoral.

El ambiente en el Teatro Goya de Madrid era de desbordante alegría este domingo. Las encuestas de las semanas anteriores vaticinaban el famoso sorpasso al PSOE y los sondeos a pie de urna confirmaban esa tendencia.

Los gritos en la sala habilitada para que los miembros del partido siguieran el escrutinio parecían anticipar una noche gloriosa para la formación morada cuando salieron las primeras israelitas. Nada más lejos de la realidad.

La confluencia con Izquierda Unida no sólo no multiplicó, sino que restó votos. Unos cien mil. Un mazazo para Unidos Podemos que, en una noche de calor asfixiante, dejó helados a los miembros de la formación morada.Con cara de penitente y corbata, flanqueado por Alberto Garzón e Iñigo Errejón en el papel de ‘mártires’, Pablo Iglesias reconoció este domingo la decepción tras las elecciones generales.

“Los resultados no son satisfactorios para nosotros. Nos preocupa la pérdida de apoyos”, ha asegurado el líder de Unidos Podemos, que se ha consolado con que su grupo se consolida como tercera fuerza política de España.

Tras la unión con Izquierda Unida, la formación ha mantenido los 71 escaños obtenidos en diciembre y ha perdido 150.000 votos (sin contar con las mareas).

Periodista Digital

viñeta de Agustín Muro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*