El terrorismo en España es cosa de charangas de Kichi y titeres Carmenitas

kichipñ

Más de mil muertos después, el terrorismo en España es cosa de charangas kichis y de títeres carmenitas.

Tampoco hay para tanto. Podrían haber criticado a una alcadesa, desalojado a un okupa, detenido a un ladrón y mostrado un cartel con la leyenda “Viva España”.

En ese caso, las medidas cautelares contra los dos titiriteros que la liaron en Madrid contarían con el respaldo unánime de las ediles de todos los colores, los okupas, los ladrones y la izquierda en general, con o sin esmoquin.

Pero no, los muchachos trataron de solazar a los infantes con ligeras variaciones. Colgaron a un juez, violaron a una monja, apuñalaron a un policía y enseñaron un cartel en el que ponía “Gora Alka-ETA”.

Gora Alka-ETA resume, condensa y destila el pensamiento de una izquierda y de un nacionalismo cuyo acomodo conceptual está en la barbarie de los ayatolás y los chavistas, en los vertederos de la historia, en la justificación de la “lucha armada”, en la difusión de una propaganda que presenta a las víctimas como enemigos del pueblo y a los asesinos como héroes.

Pablo Planas ( Periodista Digital )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*