El tonto de la Fiesta Nacional

kichim

Existen dos tontos muy bien identificados y sociológicamente definidos. Está el tonto de la Navidad que es ese señor que encuentra que su manera de ser original y progresista es decir a todo el que se encuentra que la odia y que no la soporta concluyendo la cuestión en que el más insoportable y al que nadie aguanta es a él. Y está el tonto de hoy que es el de la Fiesta Nacional. Es ese español que la “celebra” a la manera más española de todas que es poner a parir a España en su todo ser, estar, historia, obra, palabra y símbolos. Puede ser, y de hecho suele serlo, el mismo espécimen y persona que el tonto de la Navidad. Porque también este es de estricta obediencia progre y aplica su catecismo al dictado con esplendoroso desparrame de indigencia mental.

Este año los tontos de la fiesta nacional han desparramado más que otros, porque algunos hasta han llegado a alcaldes y el olor a tonto ha recorrido la red desde muy de mañana cuando el tal Willy Toledo ha destapado el tarro de las esencias “cagándose” en la Virgen del Pilar. Textual. Luego ya han entrado la Colau y el Quichi hermanados en la “tontá´”. Ellos con la murga del genocidio universal. Y el Moises Morado que no podía dejar de hacer asomar su inmarcesible fatuidad. Tras pasarse unos días quejándose de que no lo habían invitado a la recepción en el Palacio Real y descubrirse que no lee el correo, o no lo sabe leer, pero que invitado estaba, puso morritos y se puso estupendo de la muerte diciendo que EL a estas cosas no va, que no tiene tiempo y que debe utilizar todos su minutos en salvar al mundo mundial. Se ha agradecido en lo que vale a la alcaldesa de Madrid el ser un poco más normal.

http://blogs.periodistadigital.com/lamarea.php/2015/10/13/el-tonto-de-la-fiesta-nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*