El Zorro

escapate

Craso error el de poner el lobo a cuidar de los corderos o dejar al zorro a cargo de la tranquilidad del gallinero. Pero es lo que hay, la imperfección de la democracia: no sólo por la tacha ética que pueden tener los sufragios a beneficio de ciertas formaciones de repugnante catadura moral, sino por la debilidad que exhibe el poder judicial siendo incapaz de frenar el acceso de partidos/siglas/plataformas como Bildu/Sortu/Amaiur a las instituciones.

 

Una mancha. La peste. La factura que los defensores de las libertades fundamentales terminamos pagando. Es el caso de libro del actual Gobierno municipal de Pamplona. La terrible coherencia. Si los aupados al poder son aquellos a los que la Policía, la Guardia Civil, la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo consideraron testaferros de ETA. Alfonso Merlos- La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*