Ellos eran el problema

perroflautismo

Ellos eran el problema.

Podemos ha colapsado cuando todo el mundo ha podido ver que eran el problema y no la solución. Hasta ellos parecen haberse percatado, y por eso hace tiempo que no dicen nada. Es lo mismo que le ha pasado a Ciudadanos con sus cursilerías regeneracionales. Siempre en tiempos de crisis aflora la demagogia populista pero la Historia nos ha enseñado que sus recetas sólo agravan los problemas; tal como el pus es lo que nos indica que hay infección pero no el medicamento que puede curarnos.

La llamada nueva política ha muerto en la orilla de su agitación y su propaganda. La solución existía y como siempre estaba en el sistema, y en el centro derecha que estructura a las sociedades libres y civilizadas.

El Cielo era nuestro, como desde hace más de 2.000 años, y no de ningún asalto de Podemos. Pablo Iglesias no sabe qué decir porque la realidad le ha dejado sin palabras. El sectarismo, la frivolidad, la inconsistencia y los tics totalitarios que están en el ADN de los grupúsculos que más o menos integran su proyecto de partido, lo están haciendo saltar por los aires, como siempre que el odio y la ignorancia son los materiales con los que trabajas.

También Albert Rivera ha acabado exigiéndole al presidente del Gobierno no más que retóricas pijadas para ofrecerle un apoyo que tendría que haberle brindado hace 8 meses, eso en el caso de que alguien pueda todavía pensar que la existencia de Ciudadanos está justificada más allá de la narcisista vanidad de su candidato.

La extrema izquierda se ha quedado en fuera de juego porque España se ha curado combatiendo el pus en lugar de enfermar aún más creyéndose sus mentiras, su discurso de la miseria y del error, su sistema que nunca ha conseguido propiciar -en ninguno de los países donde se ha aplicado- ni una sola semana durante la que se creara la más mínima riqueza.

Que partidos como Podemos y Ciudadanos hayan ido empeorando sus expectativas y resultados electorales a medida que nuestra economía y nuestro empleo han ido brillantemente mejorando es algo que tendría que hacer reflexionar a todos los españoles de buena voluntad.

Salvador Sostres ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*