EN EFIGIE

libertadz

EN EFIGIE

Rajoy dice que gobernar desde el extranjero es absurdo. Urkullu, consejero áulico del fugado, que no se puede dirigir un país por internet. ¿Y en preventiva sí? El ex president imputado dará por la Red su mensaje navideño desde Bruselas, capital de Europa, anunciando así el color de lo que se avecina. Su coalición está estudiando cómo investirlo con 5 votos telemáticos como 5 parturientas.

Yerran los tradicionalistas: en una época en que todo o casi se puede hacer a distancia, “en remoto” dicen los cursis, la política no podía quedarse atrás. No hay acción, por importante que sea, (hoy los drones de guerra, mañana una operación de corazón o el mismo teléfono rojo) que no pueda efectuarse de manera no presencial.

Lo indeseable no es que Puigdemont orqueste la política del Govern a distancia (siempre que la ley no lo prohíba), lo preocupante es que pueda tener mayorías para hacerlo, en efigie o en persona. O en chirona.

Tadeu ( El Mundo )