Escolios de una derrota inevitable

relajoh

Escolios de una derrota inevitable

Con Pedro Sánchez, es la primera vez que el PSOE ya no pelea por la victoria contra el PP, sino por el segundo puesto contra Podemos.

Ayer en Durango apeló a la trayectoria de su partido para pedir la confianza de los votantes, lo que no está mal para un candidato que anda todo el día dando la tabarra con el cambio. El viernes, en Móstoles, recurrió al puerta a puerta, en su desesperación por evitar el «sorpasso», en lo que más que un acto electoral pareció el cepillo de la caridad.

No es nada que los socialistas no se hayan buscado, con su agenda extremista y tan vulgar. El PSOE va a preguntarse más temprano que tarde cuándo las cosas empezaron a ir mal, y hay que decirle que la victoria de Zapatero fue mucho peor que la previsible derrota de este chico Sánchez.

Salvador Sostres ( ABC )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*